El gallinero móvil

Elegir y planificar su propio gallinero es importante. Sobre todo si ningún edificio existente puede asumir el papel del futuro gallinero. Cuál es la mejor ubicación, qué tamaño debe tener el gallinero y cómo puede ampliarse fácilmente si la bandada de gallinas aumenta. Especialmente los principiantes en la cría de pollos se sienten rápidamente abrumados con la elección del lugar y no están seguros de haber elegido el lugar correcto. Los problemas (corrientes de aire, luz solar) a menudo sólo se manifiestan cuando el gallinero lleva mucho tiempo construido.

gallinero móvil

Un gallinero móvil puede ayudar en este caso. Si la ubicación y la orientación aún no son las óptimas, el gallinero móvil puede trasladarse a la posición correcta sin mucho esfuerzo.

Ventajas e inconvenientes de los gallineros móviles

Empecemos por las desventajas de un gallinero móvil, porque son difíciles de encontrar. El único inconveniente de un gallinero móvil podría ser la incompatibilidad del terreno. Los paisajes montañosos o los terrenos rocosos no son muy adecuados para los gallineros móviles. Por un lado, no se da un soporte seguro, por otro lado, el movimiento del gallinero es entonces bastante laborioso. También el número de pollos que se mantienen no es un problema para un gallinero móvil, ya que estos se ofrecen incluso para fines comerciales en dimensiones bastante grandes.

En contraste con las desventajas, las ventajas de los gallineros móviles superan claramente los inconvenientes. Un fenómeno que muchos criadores de pollos conocen muy bien es el intenso trabajo de picoteo de los pollos cuando se les mantiene siempre en la misma zona. Las plantas que crecen fuera del suelo no suelen tener ninguna oportunidad aquí y se crean rápidamente antiestéticas zonas de barbecho. Con un gallinero móvil, puede conseguir un manejo alternativo de las distintas zonas sin estrés y muy cómodo, y también adecuado a la especie, sin destruirlas a largo plazo. Esto no sólo protege contra el uso excesivo y antiestético de ciertas zonas, sino que también las mantiene sanas. Además, se reduce la presión de los parásitos y los pollos tienen siempre a su disposición forraje verde fresco y rico en nutrientes.

Otro problema en las carreras permanentes es el invierno y su clima. La lluvia y la nieve convierten rápidamente el corral en un gran agujero de barro. Si no tiene todo el corral fijo, podrá cambiar las superficies del corral más a menudo con un gallinero móvil. También evita que las gallinas se vean obligadas a permanecer en el gallinero, lo que es bueno para su sistema inmunitario.

Tipos de gallineros móviles

Si no quiere cargar con su gallinero móvil, naturalmente recurrirá a los neumáticos adecuados. El clásico entre los gallineros móviles es probablemente el remolque de construcción. Modificado un poco, ofrece una alternativa buena y barata. Lo importante de un remolque de construcción como gallinero es que está diseñado para satisfacer las necesidades de sus habitantes emplumados. Hay que descubrir y cerrar los agujeros de ventilación para proteger a los pollos de las corrientes de aire. La luz también escasea en muchos remolques de construcción, por lo que la instalación de ventanas es esencial.

La entrada también debe diseñarse pensando en las gallinas, preferiblemente con la clásica escalera para gallinas, una tabla con peldaños que se fija entre la puerta y el suelo en un ángulo no demasiado pronunciado. Por supuesto, debe ser posible cerrar el remolque de construcción de forma segura (para los depredadores) durante la noche.

También para modificar, y a menudo más barato de conseguir que un remolque de construcción en desuso, es una vieja caravana. También permite una rápida reubicación y, con unas pocas medidas inteligentes, puede convertirse en un gran gallinero móvil.

Para las pequeñas manadas de pollos, el comercio especializado también tiene preparados varios gallineros móviles, dotados de todo tipo de artilugios en cuanto a comodidad, diseño y utilidad.

Dependiendo del tipo de cooperativa que elijas, los precios son muy diferentes. Así, un remolque de construcción desechado puede conseguirse por tan solo unos cientos de euros. Las caravanas viejas deben ser capturadas en parte aún mucho más favorablemente. En el caso de los gallineros móviles del comercio especializado, los precios varían desde los cientos hasta varios miles de euros por un gallinero de diseño.

Para los artesanos expertos, también hay otra opción cuando se trata de un gallinero móvil: ¡construirlo tú mismo!

Deja un comentario